CHUZZ, PELADO, O DE FLANEURETTE Y EL DE BRUNETE

08 febrero 2012

Club de Fútbol busca rival digno para final copera.



Después de leer al imaginativo Pinto, arquero del Barsa, decir que se ha resbalado y accidentalmente toca el balón con el sobaco, tras el partido de ida de Copa que enfrentó a los catalanes contra el Valencia, y en el que debió ser expusaldo en los primeros minutos del partido por parar el balón con la mano fuera del área impidiendo una ocasión manifiesta de gol, ¿cómo no acordarse del gran capitán Schettino, con su ya célebre “no abandoné el barco, es que caí sobre un bote salvavidas”?

El famoso Podeti, desde Argentina, nos trae algunos schettinismos que se pueden consultar por completo aquí, pero de los que se pueden destacar algunos como:

“No quise huir de la Casa Rosada, tropecé, me caí (para arriba, hasta la azotea) dentro de un helicóptero y sin querer accioné la palanca que enciende el aparato. Después no lo pude frenar hasta la Quinta de Olivos.”

“No quise engañarte, querida, tropecé, luego debido a un espasmo nervioso involuntario (provocado por el mismo tropiezo) me desenganché la hebilla del cinturón, con lo que los pantalones –y el calzoncillo, cuyo elástico estaba enganchado a una presilla del pantalón- cayeron debido a la fuerza de gravedad y luego caí sobre esta señorita rusa de 22 años, de carácter alegre, que pedí por correspondencia accidentalmente el otro día cuando tropecé y me caí sobre el teclado de la computadora.”

“No quise realizar ese genocidio de serbiohebreogitanoarmenios, tropecé –con una birome en la mano- y caí sobre un decreto que mis ministros habían redactado sólo por joder, medio como en broma, donde se ordenaba el exterminio de 11.000.000 personas y lo manché con tan mala suerte que el garabato quedó muy parecido a mi firma. Me enteré de lo que había pasado 11 años después –cuando me levanté- y ya era muy tarde”

“No quise envenenar a mi maridito, tropecé y para evitar la caída me agarré de la tapa del frasco de veneno para ratas, y se desenroscó al toque, y al terminar de caer cayeron unos 1.500 gramos sobre el puchero que estaba haciendo. Luego se lo serví a Humberto, yo no comí porque la caída me quitó el hambre”


En fin, que cada uno se busque su propio schettinismo. El caso es que el Athletic busca rival digno para su final de Copa, y esta noche se decidirá de cuál se trata, entre la brigada del Meacolonias y el equipo naranja. En las mejores pantallas.

1 comentario:

V=to cascioculo FERRO dijo...

jajaja, "no quise meterle una sandia entera por la boca albueno del clon-chesterton-gafapasta resabidiño COÑOS boo-boo de mi querido y leido por 3 o 4 viejunas que todavia le aguantan JdP, pero me resbale sobre mi estanteria llena de frutas con forma mamaria mientras escuchaba el SOME GIRLS ARE BIGGER THAN OTHERS del vascuence por cojones morrissey y el susodicho autor-de-provincias se encontraba en ese momento con su garganta presta a prestidigitalisme, tras haber venido a mi casa con una chaqueta de binguero robada a un anciano en chiclana, para comentarme reseñas negativas de su proxima novelazza, LARS VON TRIER Y LAS ANEMONAS LETALES"

o algo asi
ps...en el devenir post-ordaguense tuve una vision que no perfore con vil metal, cesc primer gol...joder, ahora estoy en -6! mierda

salud