CHUZZ, PELADO, O DE FLANEURETTE Y EL DE BRUNETE

13 mayo 2009

Regreso a las canchas

No estuve lesionado ni suspendido. Solamente vago.
Y esto que leí hoy, una crónica impecable, me trajo a la mente el título y material para volver a aparecer.
Viendo los videos de aquella Final del Rey del '84 me acordé de tantos otros episodios con los que se podría armar un compilado al estilo del clip "Twisting by the pool" de Dire Straits; pero con patadas y música de Rob Zombie.
El primero que me vino a la cabeza fue el de la lesión al carilindo Beckham por parte del defensor del "Depo" La Coruña, nuestro Aldo Duscher. Digo nuestro por nacionalidad y no a modo de orgullosa propiedad. Meses después de escuchar pedirle disculpas públicas en radios y programas al inglesito del metatarso fracurado, me enteré de esto de primera mano: un amigo mío vivía y trabajaba en aquel momento en La Coruña y lo conocía al verdugo. Éste le afirmó que realmente le entró con ganas al rubio porque le tenía bronca. Sin palabras.
¿Y cómo olvidar aquel formidable y certero cabezazo de Zidane en el Mundial? Si hubieran hablado muy mal de mi madre y mi hermana, creo que hubiese hecho algo parecido.
Volviendo a jugadores compatriotas, recuerdo penosamente (por ser hincha de River y fan de Marcelo Gallardo) aquel famoso arañazo del "muñeco" que le dejó la cara con renglones al arquero sin manos de Boca, el "pato" (claro, los patos no tienen manos).
Si hasta Messi tuvo sus momentos de furia, aunque opacados totalmente por sus inmensas genialidades.
Lo cierto del cuento es que todos ellos se defienden (o atacan) con lo que mejor usan: pies, cabeza, etc. Reciben la condena del tribunal de disciplina que los sanciona con fechas, a veces con multas; pero lo peor para ellos es la condena del hincha, que a veces no olvida si es contrario o con el tiempo perdona, si es del mismo equipo. De todos modos siguen cobrando sus millones.
¿Qué pasaría si en un momento de furia laboral yo arrojara desde mi piso 10 la computadora?
¿Y si mandara a visitar la intimidad de su hermana a alguno de los Jueces soberbios a los que les arreglo sus dependencias lustrosas y platiles?
Seguro que no cobraría "mis millones" a fin de mes.

3 comentarios:

Chuso dijo...

¡Pedazo de final la del 84! Uno de estos días yo también voy a perder los nervios... Y tendré más disculpa que todos estos Zidanes, que con lo que cobra tendrían que dejar los cabreos para la calle.

Y desde aquí mil perdones de nuevo a mi amigo Pascual, al que no veo desde COU y que creo que se cabreó un poco cuando le lesioné accidentalmente jugando al basket.

Pelado dijo...

¿No hay video de esa lesión en you tube?

Chuso dijo...

De esa en particular no... Entonces no estaba muy extendido el tubo