CHUZZ, PELADO, O DE FLANEURETTE Y EL DE BRUNETE

19 enero 2009

There will be bloood!

There will be blood, traducida aquí como "Pozos de ambición", de acuerdo con la costumbre hispánica de destripar los títulos de las películas, narra la historia de un tipo sospechosamente parecido al Pelao, que se cae en el pozo de una mina de plata al comienzo del metraje, haciéndose mucho daño, lo que le impele a cambiar de profesión y hacerse petrolero. Posteriormente descubriremos que la profesión que ha escogido el personaje interpretado por Daniel Day Lewis es también bastante peligrosa. Su hijo quedará sordo y él será bautizado en la iglesa de la Tercera Revelación. Recibirá las suyas y las del pulpo, pero todas estas penalidades desembocarán en el logro de su vida, una casa con bolera.

No voy a caer aquí en decir que la película es un mero vehículo para el lucimiento de Daniel Day-Lewis. También se lucen su hijo sordo y el predicador del oeste. Eso sí, siempre nos quedará el momento interpretativo supremo en el cual el protagonista se pega un costalazo y aparece ante nuestros ojos tan clavado al Pelao.

4 comentarios:

Pitxi dijo...

Y todo por una casa con Bolera???, estos americanos estan locos!!!

Chuso dijo...

¿Quién no ha querido tener en su vida una casa con bolera? Los Picapiedra la querían. Jesús Quintana hubiera matado por una de esas.

pelao dijo...

yo ya estoy poniendo mi totem en e-bay para conseguir dinero y reformar el pasillo en bolera(que por cierto ya ha cumplido esa funcion en ciertas post-fiestas memorables...)
me pasas la peli no? te dejo la banda sonora, del guitarra finolis de radiohead...no esta mal.

Chuso dijo...

DRENAJE....DRENAJE, ELI, PARDILLO!!!!!!!!!!!!!!!