CHUZZ, PELADO, O DE FLANEURETTE Y EL DE BRUNETE

14 mayo 2008

Napollardón y sus secuaces

Superando los ecos del reciente bicentenario de la revuelta del 2 de mayo de 1808, los madrileños afrontamos ya las fiestas de San Isidro, patrón de la villa, eso sí, todavía con miedo de que nos sorprenda por las calles otra carga de mamelucos del alcalde Napollardón, o de que nos coloquen a traición a Ana Botella como reina en la capital.

Pero entre estos ecos de la insurrección madrileña que prendió en el corazón de los españoles, llevándolos a la gesta de derrotar al ejército imperial gabacho durante la guerra de nuestra independencia, aún resuena la gesta del grupo de malhechores que, encerrados en la cárcel real de Madrid (actual Ministerio de Asuntos Exteriores en la plaza de la Provincia de Madrid, junto a la Plaza Mayor), solicitaron al director del correccional (no creo que en aquellos tiempos de incorrección política se denominaran así a estas instituciones) el salir en libertad, bajo promesa de regresar, para poder luchar junto con sus paisanos por la independencia de su nación.

La nota rezaba así textualmente: «Abiendo advertido el desorden que se nota en el pueblo y que por los balcones se arroja armas y munisiones para la defensa de la Patria y del Rey, suplica, bajo juramento de volber a prisión con sus compañeros, se les ponga en libertad para ir a esponer su vida contra los estranjeros».

De los 56 prisioneros que salieron a combatir al francés, regresaron con vida 51, después de batirse valientemente en la plaza Mayor y aledaños. Dos resultaron muertos, otro herido de gravedad, y dos más se dieron por desaparecidos.

Resulta imprescindible leer la historia completa en
este artículo de Arturo Pérez Reverte. La narración no tiene desperdicio alguno.

Foto Flickr: Fhoys

De hecho durante mucho tiempo en Madrid se decía a los niños de se portaban mal eso de "terminarás durmiendo bajo el ángel de la guarda", en referencia a la estatua de un ángel que preside la fachada de este magnífico edificio del centro de Madrid, obra de Juan Gómez de Mora.

Estas historias de penales me hace recordar la etimología de la palabra Chirona, que en jerga o “slang” viene a denominar esta clase de instituciones penitenciarias, y que de acuerdo con la leyenda surge por la existencia en la provincia catalana de Gerona, en catalán Girona (pronúnciese Yirona) de una prisión durante la Guerra Civil. Al volver al pueblo, los presos que habían estado allí comentaban que habían estado en Chirona, y de ahí que pasara al lunfardo esta expresión como sinónimo de haber estado en la cárcel.

napollardon, alberto ruiz gallardon, alcalde de madrid

10 comentarios:

Pelado dijo...

Yo estuve en Chirona!! Fue durante mi Luna de Miel. Paso a aclarar: Fue en un viaje por España, donde entre otras localidades estuvimos en Tarragona, Tortosa y claro, en Girona. Pero no recuerdo la cárcel. Sí unas butifarras que me dejaron peor que un condenado.

Pelado dijo...

Pintoresquísima historia. Acabo de leerla. Y me recuerda a los presos que hoy día salen de las cárceles de mi país a hacer sus "salidas laborales" debiendo volver a la noche a dormir en Chirona. Vuelven; pero los trabajos que hacen son del mismo tenor de los que los metieron adentro...Tristísimo.

Chuso dijo...

El propio Arturo Pérez Reverte es un ser pintoresco. Yo lo leo ávidamente en el suplemento El Semanal. Aquí se pueden consultar artículos suyos. Su último libro (Un día de Cólera) está dedicado a los hechos del 2 de mayo madrileño, el libro no está mal, aunque abusa demasiado de dar nombre y apellidos de los protagonistas, y al ser una novela con tantos actores, la enumeración termina siendo demasiado prolija. Para estas fechas recomiendo leer "La sombra del Águila", que cuenta como durante la campaña napoleónica en Rusia, en pleno combate, un grupo de prisioneros españoles, enrolados a la fuerza en el ejército gabacho intenta desertar pasándose a los rusos. Muy divertida.

OaBy dijo...

Conocía la historia de los presos que lucharon y regresaron. Hazlo ahora, valiente, que entre los peores tacos está el de gritar el nombre de España. Gracias, señores políticos, por hacerme sentir como un ser despreciable cuando me siento español.

Chuso dijo...

A favor de los políticos, que hayan conseguido construir las cárceles con puertas giratorias. Povera patria!

Pitxi dijo...

La historia me parece fantastica digna de unos chorizos con tanto glamour como los españoles, jejejee

buen post Chuso, buen post

Chuso dijo...

El Pelado en Chirona! no esperábamos menos!!

La butifarra catalana es famosa. (Y el chorizo, como dice Pitxi, en la actualidad también está muy de moda). Lamento que se te atravesara...

pelao dijo...

lunfardo! yeee!
reverte es un gilipollas, pero tiene buena punteria de vez en cuando....
es napollasdon granaino o que?

OaBy dijo...

pelao tú si que eres lechón! Reverte puede resultar algo populista (sin llegar a niveles chavesianos) pero los diálogos de sus personajes no tienesn precio y están al alcance de todos. Snob, que eres un snob, y te las das de chungo intelectualoide.

pelao dijo...

ya me conoces, cipangüito, soy de los tipicos que ponen "oscura musica rock japonesa" en fiestas arguelliles.....no te jode! por cierto, reverte me ha dicho que te puedes convertir en su becario "len-whisky", if you know what i mean! yeeeeeeeee!